#Variedades | Consejos para estimular el habla de tu bebé

0
1

Estimular el habla del bebé es una de las etapas más enriquecedoras para los padres, pues no solo se trata de enseñarles cómo empezar a comunicarse, sino que también significa parte importante en el afianzamiento de la relación padres-bebé.

Por regla, el primer intercambio de palabras del niño se da frente a la madre, quien es pilar de su desarrollo cognitivo. Estas primeras palabras siempre vendrán de manera imprevista y frente a alguna situación de cotidianidad, por lo que la rutina diaria que se tiene para el infante es muy importante para estimular el habla.

Un momento cualquiera durante la alimentación, el cuidado o la higiene del niño puede llegar a desempeñar un factor que incentive el habla. Sin embargo, es preciso acotar que este proceso no es igual en todos los bebés, puesto que cada niño tiene sus propios tiempos. A algunos les puede tomar más tiempo de lo usual decir sus primeras palabras, sea porque deban enfrentar algunas barreras fonológicas o dificultades de aprendizaje.

¿Quieres saber más al respecto? En el sitio de mamisypeques.com encontrarás artículos educativos sobre el desarrollo y cuidado del bebé, así como todo lo que necesitas saber acerca de temas importantes como alimentación y productos.

Consejos para estimular el habla del niño
Generalmente, el primer intercambio de palabras del niño se da frente a la madre.

Conoce a continuación los mejores consejos para ayudar a tu bebé con sus primeras palabras.

Consejos para estimular el habla del niño

En toda comunicación existen al menos dos personas interactuando, así que debes establecer el contexto ideal para que tu bebé se sienta dentro de la interacción. Para ello asegúrate de poner en práctica lo siguiente:

  1. Conecta con el bebé: para lo cual es necesario que te coloques al nivel de su estatura y le mires a los ojos. Esto le dará al niño un sentimiento de confianza y soporte, además que sentirá que existe un interés real en lo que va a expresar.

  2. Intenta interpretar sus gestos: el bebé gesticulará mucho antes de poder decir su primera palabra, así que debes estar muy atento para interpretar o anticiparte a lo que te diga con sus manitos y su expresión corporal.

  3. Encuentra el contexto ideal: el niño tendrá mejor disposición de hablar si se siente descansado y en un ambiente relajado. Aprovecha los momentos de higiene diaria, el juego y los pequeños rituales familiares.

  4. Imita cualquier expresión vocálica: así lo estarás alentando a la repetición también.

  5. Fomenta el juego como parte de la rutina diaria: el juego es esencial en el cuidado diario del bebé, pues se trata de algo que va mucho más allá de una simple actividad lúdica para entretenerle. A través del juego el infante descubre y aprende, además de que experimenta sus primeras sensaciones. El juego le permite al bebé desarrollar sus habilidades, al tiempo que fomenta la compresión del contexto que le rodea. Es justamente con este tipo de actividad que el niño aprende sus primeras palabras.

  6. Respeta los turnos: aunque el niño no sepa hablar, sus interacciones son igual de importantes, pues hace parte de forma activa dentro del juego o actividad. Espera a que el bebé intervenga, a través de sus gestos, sus reacciones o su mirada, esto le hará saber que te interesa lo que quiere compartir y le dará mayor confianza para sus primeros balbuceos o palabras.
Encuentra los mejores consejos para darle el mejor cuidado a tu bebé
El juego le permite al bebé desarrollar sus habilidades, al tiempo que fomenta la compresión del contexto que le rodea.

Encuentra los mejores consejos para darle el mejor cuidado a tu bebé

Las tácticas o trucos para estimular el habla de tu bebé son solo una parte de los consejos que encontrarás en el sitio mamisypeques.com. En la página podrás conocer los mejores productos para la crianza, alimentación, cuidado y desarrollo del niño, con comparativas y análisis muy bien detalladas de cada marca y artículo.

Esta web es el lugar ideal en el que las madres tendrán acompañamiento desde el embarazo hasta la gestación, sin dejar de lado todas las etapas de crecimiento y desarrollo del niño que vienen después hasta sus 5 años.

Fuente: grandesmedios.com

QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA