#Salud | La cúrcuma, una especia saludable

0
3

La cúrcuma es mucho más que una especia aromática. Ya sea como raíz entera o polvo, a este ingrediente también se le conoce como “azafrán de las Indias”. Aunque en la cocina occidental se utiliza sobre todo seca y molida, la que es fresca se emplea en muchos platos asiáticos como colorante, más que como condimento. 

Esta raíz de color amarillo naranja se parece al jengibre y debe pelarse y rallarse antes de utilizarse. Su sabor es intenso, algo de amargo y picante, que se debe conservar en un lugar fresco y oscuro.

Y es que la cúrcuma tiene propiedades beneficiosas para la salud. Combate la acidez, ayuda a liberar gases, alivia la artritis, protege el corazón, es antibacteriana, tiene efectos protectores del hígado, elimina las piedras biliares, es antiinflamatoria, aparte de ser un antidepresivo natural, entre otros.

Según el doctor venezolano Wartan Keklikian, cirujano bariátrico, en el caraqueño Instituto Médico La Floresta, existen más de 100 estudios científicos recopilados por el Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos que demuestran las propiedades curativas de la cúrcuma.

En ese sentido, precisa: “Esta especia no se absorbe sola en el cuerpo, a menos que se tome con piperina, que es una sustancia que está en la capa externa de la pimienta negra y es la que le da picor. Ahora, si ambos ingredientes se mezclan con aceite de oliva es todavía mucho mejor”.

También la ciencia ha comprobado que la cúrcuma es un antioxidante, antimutagénico y anticancerígeno. “Igualmente ayuda a mejorar la salud de aquellas personas que son obesas, hipertensas, diabéticas y que tienen elevados los niveles de colesterol y triglicéridos. Incluso, es de utilidad para casos de Alzheimer y mal de Parkinson”, destaca.

Cómo consumirla

usos de la cúrcuma

Keklikian, que también es cocinero, deja claro que para que la cúrcuma sea efectiva en el organismo, la misma debe consumirse diariamente, ya sea en polvo o rallada. Precisa que deben ser ocho gramos del tubérculo y mezclarla con 1,6 gramos de pimienta negra.

“Es la proporción que sugiero. No necesariamente tiene que ser todo a la vez, sino en distintas preparaciones. Por ejemplo, le puedes echar una cantidad a unas caraotas negras, otra al arroz o a una salsa, incluso, a una infusión. Lo ideal es que se respete la proporción durante el transcurso del día”, manifiesta.

Sin embargo, existe otra opción de consumo, que son unas cápsulas que mezclan ambos ingredientes, las cuales también recomienda.  Eso sí, el doctor advierte que está totalmente contraindicada para las embarazadas y aquellas personas que sufran de cálculos renales y vesiculares, así como los pacientes post bariáticos. “A estos últimos se lo receto solo cuando empiezan su dieta regular, antes de eso no”.

También le puede interesar: Por qué deberíamos consumir cebolla

Fuente: cocinayvino.com

QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA