#Espectaculos | Mexicanos pudieron dar el último adiós a José José

0
2

El público mexicano despidió por fin este miércoles, entre aplausos, lágrimas y al grito de «¡sí se pudo!», al «Príncipe de la canción», José José, luego de que sus cenizas llegaran al Palacio de Bellas Artes, donde se le rindió homenaje póstumo.

La llegada de sus restos ocurre tras más de una semana de pleitos familiares para definir el destino de sus restos, en los que tuvo que mediar incluso el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Un féretro brillante, con matices dorados y plateados, fue colocado justo al centro de la majestuosa escalera principal del palacio, flanqueado por arreglos de flores y coronado por un gran cartel con la imagen del cantante mexicano y la frase «José José, qué triste fue decirnos adiós», primer verso de «El triste», la más reconocida de sus interpretaciones, reseñó AFP.

*Lee también: Tiroteo cerca de sinagoga en Alemania dejó dos muertos: «es un atentando»

Antes de abrir las puertas a los admiradores, el ingreso del féretro provocó una inmediata ovación de los invitados de honor, principalmente familia y autoridades.

En la primera guardia de honor junto al ataúd estuvieron sus hijos mayores, José Joel y Marysol Sosa, junto a su madre Anel Noreña, su segunda esposa. Un ensamble de músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional y cuatro cantantes líricos ejecutaban, en tanto, «La nave del olvido», uno de sus primeros éxitos.



En la segunda guardia, destacó la presencia de la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y de la ministra de Cultura, Alejandra Frausto.

Unas dos horas antes, un avión militar mexicano, facilitado por el gobierno para trasladar los restos desde Miami, Estados Unidos, aterrizó en el hangar presidencial de Ciudad de México.

*Lee también: Gobierno denuncia «ingreso» de aeronave estadounidense sin permiso

«Hemos traído de regreso el corazón de nuestro adorado príncipe de la canción, de mi papá, ya está en su patria, muchas gracias a todos», dijo José Joel.

Sus restos serán depositados en un panteón capitalino junto a los de su madre, que fue pianista.

Según medios mexicanos y en Estados Unidos, la última voluntad del «Príncipe» habría sido ser cremado y, a regañadientes, José Joel y Marysol acordaron con Sarita y su madre dejar la mitad de las cenizas en Miami, donde falleció el 28 de septiembre a los 71 años.

R

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}

Fuente: www.asimplevista.com

QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA